Extraña

La música me atormenta siempe menos que la oratoria ajena.

Me siento antigua…20 años intentando evitarme.

y aún mis nervios explotan ante….

aún quiero llorar,

aún me hace falta,

que estúpida presencia.

¡Hablame, oh Dios!

Drámatica llegada, para esperar la próxima carrera.

Me he enviciado contigo, conmigo y éste simbolo fálico entre los dedos.

Ahora desfallezco, ni siquiera te he contado mi felicidad, tan solo hoy, a la mitad del camino no me han dejado las fuerzas, vuelvo a estar a tu disposición.

Sí mi mano derecha no confía en sus dedos…

Quiero desaparecer, quiero Dominar.

Cuando todo va mal, es cuando todo ha ido bien.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s