Que nada te esclavice excepto tu conciencia

La pasión anula los sentidos.

Cuando la pasión domina la voluntad no participa. Ni los sentidos. En el momento. En el hecho.

Es el Sentimiento hecho placer.

Placer sin limites sensoriales.

El placer es el Septimo Sentido.

Es el Sentido del Alma.

Cuando sientes desde el Corazón.

Sientes desde el Espíritu.

No ves, no oyes, no degustas, no tocas.

Ni tus ojos, ni tu nariz, ni tu boca te hacen falta.

Ni una de ellas. Ni todas juntas son indispensables para sentir.

Sentir, sentir.

Sentir placer.

Sentir dolor.

Es el sublime reflejo del corazón.

Obedece a la bondad del Alma dar al Espíritu, el alimento del Amor más primitivo.

Aceptar su dominio sobre la Razón.

Y sobre la propia Voluntad.

Enfentrarme a mis debilidades, me ha hecho libre para gozarlas e inteligente para comprenderlas.