Mi Alma

¿Me dominas, o acaso eres tan cruel qué no temes herirme? No te escondas, ya te conozco, y aún así, siendo muy mia, no te tengo, estas ajena, atrevida, desafiante. Se siente segura, porque es imprescindible hacerlo. Tú sometida, no tienes excusa para volver atrás. No existe el motivo, no se acepta, ellos exigen. Tu…Read more »